Aplicaciones de primera vez a DACA están siendo aceptadas

Aplicaciones de primera vez a DACA están siendo aceptadas

¡DACA está de regreso! Por primera vez desde septiembre 2017, el gobierno está aceptando solicitudes iniciales de DACA. Todo el mundo está hablando de DACA con entusiasmo, pero entre toda esta emoción hay mucha confusión y desinformación. Para ayudarle en sus conversaciones sobre DACA en esta temporada de fiestas, preparé esta hoja con información básica que le ayudará a entender mejor lo que está sucediendo con DACA y quien es elegible (no inelegible) para obtener este estatus.

¿Qué es DACA?

DACA es la abreviación para Deferred Action for Childhood Arrivals (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia). No es una ley aprobada por el Congreso, pero es un programa ejecutivo creado por el Presidente Obama en 2012 para ofrecer apoyo a los inmigrantes indocumentados que fueron traídos a los Estados Unidos cuando eran niños. DACA NO es un estatus migratorio legal, pero es una promesa por parte del gobierno de que no serán deportados en un periodo de dos años y que además tendrán un permiso de trabajo para los 2 años de duración de su estatus DACA. Actualmente hay más de 645,000 beneficiarios DACA en los Estados Unidos. Aunque la mayoría de ellos provienen de México, cualquier persona que cumpla con los requisitos puede solicitar el estatus, independientemente de su nacionalidad.

¿Quién es elegible para DACA?

DACA puede ser para ti si:

  • Tenías menos de 31 años y vivías en los Estados Unidos sin un estatus legal el día en que DACA fue anunciado (15 de junio de 2012)
  • Llegaste por primera vez a los Estados Unidos antes de cumplir los 16 años de edad.
  • Has vivido en los Estados Unidos al menos desde el 15 de junio, 2007
  • Cumples con ciertos requisitos de educación o servicio militar y
  • No tienes antecedentes penales graves

¿Por qué la situación del Programa DACA es tan confusa?

Porque al no ser un programa creado por una ley del Congreso, puede ser cambiado o cancelado en cualquier momento, siempre y cuando la Administración siga los procedimientos legales apropiados para realizar dichos cambios. La confusión surge cuando los actores del gobierno no siguen las reglas.

El Presidente Obama creó el programa en 2012 y en septiembre de 2017, el Presidente Trump lo canceló prácticamente sin aviso previo (la ley requiere que se notifiquen los cambios). Esta cancelación fue disputada inmediatamente por varias cortes federales y después de 3 años, estos casos llegaron a la Suprema Corte de los Estados Unidos.

En junio del 2020, la Suprema Corte de los Estados Unidos dictaminó sobre la cancelación del DACA. Encontraron que aunque el Presidente Trump tenía la autoridad para cancelar el programa, no siguió los procedimientos legales para hacerlo. De acuerdo a este dictamen, el programa DACA debería estar completamente vigente y en operación. Pero en una movida inesperada, la Administración Trump ignoró el fallo de la Suprema Corte y se negó a reinstalar DACA.

En julio, una corte federal ordenó a la Administración seguir el dictamen de la Suprema Corte y por lo tanto, aceptar aplicaciones iniciales de DACA. La Administración Trump nuevamente ignoró la orden de la corte y en su lugar emitió un memorandum llamando a la decisión de la Suprema Corte “ilegal” y negándose a reiniciar el programa DACA. Este memorandum fue, por supuesto, llevado a corte.

En noviembre de este año, un juez federal, muy molesto con la Administración Trump por ignorar las órdenes de la corte, emitió una inusual orden específicamente ordenando al gobierno actualizar el lenguaje utilizado en su sitio web sobre DACA para que dijera que “está aceptando aplicaciones iniciales para consideración bajo DACA”. El gobierno cumplió con esta orden y el 7 de diciembre de 2020, comenzó a recibir aplicaciones iniciales para DACA. 

¿Qué sigue?

DACA es mejor que nada, pero francamente, no es suficiente. Los beneficiarios DACA son norteamericanos en todo menos en un papel. Muchos han vivido aquí desde que eran bebés o niños pequeños y contribuyen inmensamente a este país con su trabajo como maestros, enfermeros y académicos. Nuestro país los necesita, y ellos necesitan una vía para convertirse en ciudadanos. Le invito a conocer más sobre el programa DACA, a hablarlo con los que le rodean y a alzar su voz cuando se proponga una legislación que finalmente ofrezca una solución definitiva para los Dreamers. 

Call Now Button